Jue. Jul 16th, 2020

Barcelona: De Jong y Semedo, los culés que han llegado más en forma

Barcelona: De Jong y Semedo, los culés que han llegado más en forma 1


El Barça se encuentra a las puertas de entrar en la tercera fase del protocolo de LaLiga que le permitirá realizar entrenamientos colectivos reducidos con un máximo de diez personas en el campo. En la segunda fase, que acumula ya siete sesiones individuales, se está buscando básicamente el reacondicionamiento físico del futbolista tras casi dos meses de confinamiento en casa. En este período, los preparadores físicos se habían planteado como principal objetivo empezar a acumular cargas de trabajo de forma progresiva para que el jugador empezara a recuperar sensaciones. Se trata de una fase muy importante porque un reacondicionamiento defectuoso podría acabar en forma de lesión, como lamentablemente ocurrió con Samuel Umtiti en la segunda jornada de entrenamientos.

Escudo/Bandera Barcelona

Todos los jugadores han adecuado su trabajo según las exigencias físicas y necesidades en un planning específico e individual. Los chalecos de GPS han ido reportando estos días la evolución y progresión en forma de datos: distancia recorrida, distancias cubiertas a alta velocidad, sprints, número de aceleraciones y desaceleraciones de alta intensidad, distancia recorrida de alta potencia metabólica y potencia metabólica media, frecuencias de las acciones técnico-tácticas, entre otros.

La primera conclusión es que los laterales y los centrocampistas son los que llegan más en forma a estas alturas de la pretemporada. Frenkie de Jong está a la cabeza en cuanto a mayores distancias recorridas en esta primera fase de entrenamientos individuales, mientras que Nelson Semedo era quien ha recorrido más metros en alta velocidad, Arturo Vidal el que ha sumado más distancia de alta potencia metabólica e Ivan Rakitic quien ha contabilizado mayor capacidad de recuperación en esfuerzos continuados.

En líneas generales hay una satisfacción por parte de los técnicos ya que se considera que se ha cumplido en parte el objetivo de esta primera fase: el reacondicionamiento a los entrenamientos colectivos. De hecho, como ya publicó AS, los jugadores llegaron en mejores condiciones de las esperadas tras el confinamiento (se esperaba un 30-35% en el estado de forma y los primeros resultados elevaron el porcentaje a un 40 o 45%), por lo que el reto durante esta primera fase era aumentar el acondicionamiento hasta el 50% del estado óptimo para la competición. Según fuentes consultadas del primer equipo, se considera que el objetivo se ha cumplido y prácticamente todos los futbolistas entrarán en la fase de las sesiones colectivas en grupos reducidos con un 50% de carga física ya completada.



Fuente: As.com