Dom. Jul 12th, 2020

El mapa del centro del campo del Barcelona, boca abajo

El mapa del centro del campo del Barcelona, boca abajo 1


El mapa del centro del campo del Barça ha mutado de manera sorprendente en el último mes y medio, con un repunte en la última semana que lo ha terminado de poner boca abajo. A saber, Aleñá ha sido cedido hasta el Betis. Hasta cierto punto, era previsible. Hace diez días, sin embargo, la continuidad de Arturo Vidal se daba por hecha y ahora está en la rampa de salida después de que haya visto la luz su denuncia al club ante LaLiga por unos bonus supuestamente no cobrados. En vísperas del durísimo mes de enero, además, el estado físico de Arthur, con problemas permanentes en el pubis, presenta dudas. El año pasado ya se perdió el tramo final de temporada y, físicamente, a día de hoy no parece un jugador totalmente fiable.

Y ese mapa político en el que el nombre de Ivan Rakitic ni aparecía, convierte ahora al croata en una de sus capitales, en jugador imprescindible como a Busquets y De Jong para lo que resta de temporada, además de titular indiscutible. Rakitic, que llegó a reconocer sentirse triste con esa expresión entre dulce e infantil («me han quitado la pelota»), recuperó la camiseta de titular en el equipo en el partido de Champions ante el Borussia Dortmund y ya no la ha soltado.

Escudo/Bandera Barcelona

El nuevo escenario, además, podría devolver a Sergi Roberto con más frecuencia al centro del campo. Interior y lateral a medias esta temporada, pero con más minutos en el carril en los últimos partidos por la lesión de Semedo, la marcha de Arturo Vidal puede darle un rol protagonista en la posición como jugador de recorrido.

Finalmente, el último efecto colateral del terremoto en la zona ancha puede tener que ver con Riqui Puig. Elegido jugador revelación del fútbol catalán en 2019, el de Matadepera se ha negado en rotunda a marcharse cedido con la ilusión de que, como las pasó a sus espejos Xavi e Iniesta, Valverde le dé al fin una oportunidad que le permita demostrar su talento para no salir del equipo.

Riqui se llevó una decepción hace unas semanas en el Inter-Barça, donde el Txingurri se lo llevó entre los expedicionarios a Milán pero luego no lo incluyó entre los 18 convocados. Aun así, manifestó posteriormente sus ganas de seguir intentándolo y no salir a préstamo. Con 20 años ya cumplidos, necesita que su momento esté cerca; o de lo contrario, tendrá que mirar una solución a final de esta temporada. Habrá que estar atentos a la configuración final de la plantilla a mediados o finales de enero para saber cuál es su papel y el de otros en este sorprendente nuevo escenario del centro del campo del Barcelona.



Fuente: As.com