Jue. Jul 2nd, 2020

LaLiga | Un veraneo a la irlandesa

LaLiga | Un veraneo a la irlandesa 1



LaLiga | Un veraneo a la irlandesa 2

Es bastante difícil que el Espanyol pueda presumir de tener en su plantilla un campeón de la Champions. No ocurre todos los días. Uno de los jugadores con esta etiqueta más recientes fue el de Steve Finnan (Limerck, 1976). Este irlandés llegó a Barcelona en septiembre de 2008 con la tarea de hacer olvidar a Pablo Zabaleta. El Espanyol pagó un millón de euros por su fichaje. Su cartel era extraordinario: campeón de Europa en 2005, de la Supercopa y con una amplia experiencia en el Liverpool, un club de primer nivel.

Pero Finnan fue un pez alejado del agua, algo que ya le ocurría en Inglaterra. Pese a entrenarse y jugar en la ciudad de los Beatles, el futbolista, poco sociable y solitario, vivía en Manchester. Dos ciudades separadas por 55 kilómetros, aunque, más allá de ese engorro de transporte, la miga del caso es que convive con una arraigada rivalidad futbolera. Ya en Barcelona, Finnan vivió en Diagonal Mar —como la mayoría de los fichajes del club— y sus apariciones en público sólo tenían un escenario: la playa. Ya fuese otoño o invierno, el irlandés sacaba jugo a su veraneo tomando cervezas en alguna terraza de la Mar Bella o la Barceloneta. Fue la imagen más recurrente de un futbolista que rescindió contrato en verano de 2009 , justo cuando la playa cobra sentido.

Steve Finnan.

Sobre el campo, Finnan fue perseguido por una incesante mala suerte. Debutó en la tercera jornada, ante el Getafe. El Espanyol era líder y a partir de ese momento cayó en picado. A la siguiente jornada, el futbolista se lesionó y estuvo dos meses en la enfermería. Regresó ante el Numancia y el Racing, pero volvió a visitar la enfermería. El Espanyol perdió ambos partidos y Tintín Márquez fue despedido. Con Finnan en el campo, el Espanyol únicamente sumó un punto. Llegó el invierno, desapareció el sol y Finnan estuvo a punto de fichar por el Hull City. No pasó la revisión médica y se quedó en Barcelona.

Con Pochettino, el irlandés jugó unos minutos en el partido de vuelta de cuartos de final de Copa del Rey ante el Barça. ¿Qué hizo el Espanyol? Perder 3-2. Esa fue la última aportación de un campeón de Europa que no demostró su currículum: fue operado el 28 de febrero del menisco externo. Curiosamente, una semana antes, se produjo el Delapeñazo en el último escenario que pisó Finnan, el Camp Nou. El adiós del irlandés fue el inicio de la remontada hacia la permanencia.

Steve Finnan.

Regresó a Inglaterra para jugar en el Portsmouth pero esa misma campaña se retiró. Y desapareció de la faz de la tierra. En 2015, los periodistas querían hacer reportajes y entrevistas sobre los diez años de la Champions de Estambul (ganada al Milán tras una remontada) pero no lo encontraron. Ahora vive en Londres, en sus negocios personales.



Fuente: As.com