Dom. Jul 12th, 2020

«Tenemos una pantilla preparada, espero, para competir a tope»

"Tenemos una pantilla preparada, espero, para competir a tope" 1



"Tenemos una pantilla preparada, espero, para competir a tope" 2

El Levante ya está inmerso de lleno en la Fase 3 del protocolo de LaLiga, con la plantilla trabajando en grupos reducidos. Un paso, sin duda, que acerca al fútbol a la nueva normalidad. El jefe de los servicios médicos del club, Miguel Ángel Buil, analiza la vuelta al trabajo y la labor realizada por su departamento durante el confinamiento. «Son cambios que pueden parecer pequeños pero que para la convivencia aquí y el ritmo son importantes. Para un jugador de estar sólo en un campo a pasar a un grupo y trabajando con balón con ciertos aspectos técnicos les da la vida. Entonces están contentos», asegura Buil para los medios del club.

«Hemos estado dos meses con los chavales confinados, sin poder hacerles tratamiento. Luego en la primera fase sabéis que, salvo casos excepcionales, y en nuestro equipo no ha habido ninguno, no tocábamos a los jugadores, no teníamos tratamiento», explica el doctor granota. «Ahora hay un fisio asignado por cada grupo, con una serie de circunstancias concretas, ya podemos trabajar con cierta libertad. Y es verdad que es imprescindible, porque el aumento de carga ya empieza a ser normal y esa tendencia a la normalidad equivale a pequeñas sobrecargas musculares y pequeños reajustes que necesitan del fisio, del médico o los dos«.

El conjunto de Orriols, que ya trabaja a pleno rendimiento en la Ciudad Deportiva de Buñol, sigue tomando estrictas medidas para prevenir la salud del grupo. «Al llegar aquí seguimos tomando temperaturas, seguimos provocando todas las medidas de higiene que todos tenemos claras: lavar manos, uso de guantes, mascarilla… Es verdad que durante el entrenamiento no hay uso de mascarilla porque sería incompatible con la actividad deportiva«, remarcó.

«Lo estamos haciendo a diario, yo creo que está incorporado al hábito normal del jugador. Al principio nos costaba más y ahora entra dentro de la normalidad. El saludar con el codo, ya todos mantenemos distancia cuando mantenemos una conversación. Es curioso, pero nos hemos adaptado todos a esta novedad«, reflexiona.

Sobre el estado físico de la plantilla y la respuesta en la vuelta al trabajo, se mostró muy satisfecho con la implicación de los suyos. «Los he felicitado personalmente, porque me parece llamativo que tíos jóvenes han seguido a rajatabla lo que les hemos pedido. Es verdad que ha tenido un papel brutal el preparado físico, porque ha conectado todos los santos días con ellos, han hecho las sesiones online. La nutricionista, que aunque no la tenemos aquí porque por protocolo no viene, ha tenido un papelón también«.

Un trabajo que continúa con la vuelta al trabajo y con un seguimiento personalizado de la adaptación del jugador al regreso de los entrenamientos. «Lo que hicimos con los jugadores es que los repartimos entre todo el cuerpo médico, entonces a cada uno le asignamos un número y había un contacto diario. Ellos han cumplido con un registro diario durante todo el confiamiento y ahora seguimos haciendo un registro diario de sensaciones antes de los entrenamientos, después de los entrenamientos y va todo metido en un software que nos da información de los indicadores de seguimiento, que siguen siendo buenos. Tenemos una pantilla preparada, espero, para competir a tope«.

Por último, hizo un balance general de la evolución de la pandemia y de la posibildiad de regresar a competir, no sólo en el fútbol, sino en otras disciplinas. «Nosotros vamos al mismo ritmo que va la sociedad y los indicadores son buenos. Seguimos bajando de número de casos, seguimos bajando en la mortalidad de los casos de UCI. En fin, que todo sigue yendo mejor; sin desaparecer, porque vamos a convivir con este coronavirus una temporadilla, no sabemos cuántos meses, al menos hasta que haya vacuna».

Sin embargo, remarcó que «los datos van acercándose a una casi normalidad«. Lo que «nos permitirá jugar a puerta cerrada, con unos protocolos blindados, pero es verdad que nos permitirá jugar y a otros deportes también les va a permitir volver con cierta normalidad».



Fuente: As.com